Finanzas digitales, más humanas e inclusivas – Nippy

Finanzas digitales, más humanas e inclusivas

 

(Por Alejandro Scasserra) Durante muchos años, hablar de servicios financieros era una actividad reservada para determinado estrato social. Tener una cuenta bancaria, una tarjeta de débito o crédito, podes sacar un préstamo o hacer inversiones era sinónimo de cierto poder adquisitivo. El sistema financiero tradicional se empeñó en ir a buscar a aquellos clientes que les eran sumamente rentables, dejando afuera del sistema a millones de personas.

 

Esta selección por parte de las grandes corporaciones bancarias, generó serios problemas en la sociedad: obligó a gran parte de la población a manejarse en efectivo. Esto trae aparejado múltiples inconvenientes, como la inseguridad por tener el dinero en papel, la caída de ingresos por la falta de conocimiento básico en inversiones, la falta de acceso al crédito para la generación de emprendimientos, etc.

 

Potenciado por el vertiginoso cambio tecnológico, hace algunos años viene produciéndose una transformación: el surgimiento del fenómeno fintech. Son empresas con base tecnológica que se dedican a brindar todo tipo de servicios financieros. Al principio, aparecieron como pequeños emprendimientos en todo el mundo. Hoy en día, algunas de estas empresas han recibido inversiones multimillonarias y se han expandido a múltiples geografías.

 

El secreto detrás de este fenómeno es que las fintech, a través de la tecnología, han sabido atender a ese sector marginado, alejado del sistema financiero tradicional. Estas empresas suelen ofrecer cuentas y tarjetas gratuitas, blogs de información y educación financiera, comisiones bajas o nulas y un modelo totalmente autogestionable a través del celular.

 

Esto presenta una oportunidad histórica para las personas de bajos recursos o alejadas del sistema laboral formal. La falta de acceso a servicios financieros de calidad los vuelve aún más marginados.  Estas personas no pueden hacer un uso pleno de internet por la falta de medios de pago, usan de forma ineficiente el dinero y acceden a créditos a tasas usurarias.

 

Otro sector que tiene una gran oportunidad en este aspecto es el de los migrantes. Los extranjeros que llegan a un nuevo país, tienen el gran problema de que no presentan historial en ninguna base oficial que consultan los bancos, por lo tanto el sistema financiero tradicional los rechaza. Las fintech aceptan ese tipo de perfiles y permiten que el cliente vaya construyendo su historial. A través del uso de los servicios de estas empresas, los migrantes, antes desconocidos, van generando transacciones financieras en la base de la compañía y también en las bases que consulta el sistema financiero. Esto, con el tiempo, les permite acceder a mejor productos y salir del anonimato.

 

La digitalización en las finanzas está potenciando la inclusión financiera, la cual no solo se trata de brindar servicios mejores y más baratos, sino de educar y comunicar a las personas los beneficios de formar parte de este sistema. Las personas que tienen acceso a estos instrumentos usan mejor el dinero, obtienen crédito a tasas razonables y tienen mayores posibilidades de progresar económicamente.

 

Gracias a este fenómeno, la banca tradicional ha empezado su proceso de transformación interna. Los bancos son cada vez más cercanos y humanos. 

 

Las fintech, por su parte, cambian y evolucionan con innovación permanente. Hoy en día, estamos parados en un momento de cambio, liderado por la transformación tecnológica que permite el acceso a lo que antes era para unos pocos.

 

Alejandro Scasserra




Leave a Reply

Your email address will not be published.


Comment


Name

Email

Url