“Aprendizaje: salir de la zona de confort”

(Por Cristian Maqui) Según una encuesta realizada por MCI Argentina a gerentes y directores de recursos humanos de 60 firmas líderes en 15 ramas de la industria, el 83 por ciento de las compañías locales invierte al año hasta 6.000 pesos por empleado en las distintas actividades.

Las áreas más elegidas por las empresas para capacitar a su personal son liderazgo (36 por ciento), comunicación efectiva (29 por ciento), trabajo en equipo (25), manejo de conflictos y la negociación (24), coaching (22) y relaciones interpersonales (20).

Las compañías ven como necesidad urgente construir habilidades y competencias y están enfocadas en transformar sus áreas de aprendizaje, lo que se ha convertido en tema relevante para las organizaciones.

Líderes de recursos humanos y de negocios reportan que las capacidades de aprendizaje corporativas están decayendo casi 53 por ciento. Ahora las empresas están compitiendo fuertemente por desarrollar nuevas habilidades técnicas y profesionales.

Los líderes de negocios identifican que son grandes los déficits de habilidades y son un impedimento importante en la ejecución de sus estrategias de negocio.

Por ello, a medida que mejora la economía y la competencia por el talento altamente capacitado, las corporaciones están dándose cuenta de que no pueden simplemente reclutar todo el talento que necesitan sin que tengan que desarrollarlo internamente.

Desafío

Hoy las áreas de recursos humanos se están enfrentando a un gran desafío, o mejor dicho, a la transformación digital masiva en la industria del aprendizaje.

Y deben lidiar con las expectativas de los empleados, quienes continuamente buscan nuevas oportunidades.

En los últimos años han explotado las ofertas de aprendizaje (en casi todas las universidades, en promedio 300 de ellas ofrecen ahora cursos gratis o de bajo costo), herramientas digitales, ofertas de videos y nuevos sistemas de entrenamiento en la nube (por los sistemas enlazados en la denominada cloud ).

Las soluciones de enseñanza innovadoras se adquieren en forma muy rápida y están en dispositivos móviles. Algunas recomendaciones para salir de tu zona de confort.

Experiencia. Reconstruir la experiencia de aprendizaje; revisar los sistemas y la estrategia de contenido. Ampliar la mente y construir un ambiente que atraiga y motive a la gente a aprender.

Oferta. Evaluar la oferta, analizar a dónde va el dinero que se invierte. Se suele cometer el error de tener programas y herramientas que se repiten y están desconectadas con la organización.

Innovación. Desarrollar un equipo de innovación en el que incluyamos tecnología y diseño del aprendizaje. Hay que darle importancia a la arquitectura del aprendizaje y no sólo poner el foco en el diseño de los contenidos.

Indicadores. Usar el mismo empuje para las actividades, así como se hace con los clientes externos.

A esta altura debemos comprender que el aprendizaje tiene que ser en nuestra gestión diaria una prioridad que nos ayudará a aumentar nuestras habilidades y competencias, a mejorar el desarrollo de líderes y a fortalecer el compromiso del colaborador.

Es entonces el momento de salir de nuestra propia zona de confort y brindar mejores respuestas a nuestras organizaciones pasando de un modelo tradicional a un modelo innovador.


Artículo para La Voz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *